Cómo ganar la confianza de tus pacientes difíciles

Oct 15, 2021

Comoquiropráctico registrado en nuestra plataforma, ya tienes algunas referencias. No obstante, muchos de ellos se detuvieron después de la cita inicial. Los etiquetaste como pacientes difíciles y sentías que no tenías argumentos para conquistarlos. En este artículo, utilizaremos nuestra experiencia como quiroprácticos para ayudarlo a ganar la confianza de estos pacientes difíciles.





Suprimer objetivo: ayudar a los pacientes a superar el miedo a lo desconocido

Escuchasteestas frases varias veces:

• “No sé qué decir...”

• “¿Pero es seguro?”

•“¿Realmente necesito tantas citas?”

•“Tendré que consultar con mi esposa/esposo”.



Loque estos pacientes aparentemente difíciles no están expresando escondiéndose detrás de estas palabras es el miedo. Temen a la quiropráctica porque no saben qué es y no lo entienden. Hasta el momento, sus interacciones con los profesionales médicos se limitaron a los practicantes de la medicina occidental.



Seusaron para acudir al médico, hacerse chequear, obtener una receta médica y tomar pastillas. En ocasiones, tendrían que ir al hospital para análisis de sangre o para cirugías. En resumen, se utilizaron para la interacción de un solo toque con un médico.





Tómeseel tiempo para comprender a sus pacientes difíciles

Elspiel estándar es preguntar a los pacientes si tienen alguna pregunta. No obstante, ni siquiera están seguros de qué preguntar. Entonces se almejan y no dicen nada. Pueden parecer como pacientes difíciles que no pueden esperar a terminar y terminar con la cita.



Sinembargo, si comienzas diciéndoles qué son exactamente los ajustes quiroprácticos y cómo pueden beneficiarse de ellos, llamarás su atención. Su paciente está en dolor o sufre de una afección que reduce su calidad de vida. Muéstrales que entiendes con qué están lidiando y que puedes ayudarlos.





Noexiste un guión estándar para persuadir a los pacientes difíciles

Comoquiropráctico, necesitas ser un buen oyente y adaptable a las circunstancias. Los pacientes no siempre son capaces de transmitir lo que les duele o lo que necesitan de ti. Se confunden porque no saben lo que haces y porque el dolor constante ha erosionado su paciencia y mentalidad positiva.



Estu trabajo como quiropráctico ponerlos a gusto. Y para ello, necesitas adaptar tu manera de cama a cada uno de ellos. Algunas personas necesitan la seguridad de que no vas a hacer estallar su columna vertebral y que no va a doler. Otros están en duda si la quiropráctica funciona en absoluto.





Mostrarempatía y comprensión

Cadapersona experimenta dolor de una manera diferente. Algunas personas lo soportan estoicamente porque es lo varonil que hay que hacer. Otros temen más al dolor que a la condición que padecen.



Séenfático con todos ellos. No le digas al primer paciente que no está bien soportar el dolor y no trate de minimizar la aversión de la segunda persona al dolor. En cambio, construye una relación con ellos al no ser juzgadores y mostrando comprensión por su sufrimiento y miedos.





Alientea sus pacientes difíciles a ver en el futuro

Unagran manera de alentar a un paciente a aceptar su tratamiento es mostrarle cuál podría ser su vida al final de este tratamiento. Diles que podrán volver a jugar al tenis con sus amigos. Explíquales que su rigidez del cuello desirá, y también lo hará el tinnitus en su oído.



Dalesejemplos (siempre protegiendo los datos reales de los pacientes) de historias de éxito similares a su propio caso. La gente siempre anhela alguna esperanza, la luz proverbial al final del túnel. Sin hacer promesas que no puedes cumplir, puedes darles esta esperanza.



Recuerdaque los pacientes difíciles son en realidad personas que tienen dolor y temerosas de no saber cómo puedes ayudarlos. ¡Mantener la actitud correcta durante toda la cita inicial puede marcar la diferencia y ganarte un paciente leal y feliz!





Dejar un comentario