Eltratamiento médico tradicional de las infecciones del oído ha sido polémico en los últimos años y generalmente comienza con la terapia antibiótica — el foco está dirigido a la erradicación de bacterias en el oído medio. No hay evidencia convincente de que los niños que reciben antibióticos para el tratamiento tengan una duración más corta de los síntomas. Además de eso, no hay evidencia de que tengan menos recurrencias de infecciones de oído o mejores resultados a largo plazo.

Ahoraconsigue esto, ¡más de la mitad de todas las infecciones de oído no son causadas por bacterias! ¿Por qué importa eso? ... porque la forma más común de tratamiento son los antibióticos. Los antibióticos no funcionan en infecciones “no bacterianas”. El uso recurrente de antibióticos conduce a un sistema inmunitario deprimido. Entonces, cuando se detiene y lo piensa, los antibióticos pueden estar haciendo más daño que bien cuando se trata de niños con infecciones de oído.

Silos antibióticos no son efectivos (y no son efectivos en más del 50% de los casos) el siguiente protocolo de tratamiento es la inserción de tubos de timpanostomía con el fin de prevenir la recurrencia, la mastoiditis y la pérdida auditiva. La inserción tubárica de timpanostomía permite que el líquido en el oído medio drene así como permitir la ventilación. Debido a la falta de consenso sobre qué niños que se presentan con infecciones de oído se beneficiarían de tener este procedimiento, se estima que 27-32% de las timpanostomías realizadas son innecesarias. Incluso con la inserción tubárica, se encuentra que casi 98% de los niños presentan una recurrencia de infecciones de oído dentro de los dos meses y 25% tiene pérdida auditiva total dentro de los 7-10 años.

AproximaciónCervical Superior

Elabordaje médico de las infecciones del oído es ineficaz. En consecuencia, muchos padres buscan soluciones reales. La Atención Quiropráctica Cervical Superior ha demostrado ser extremadamente efectiva. Por ejemplo, un estudio analizó 332 niños con infecciones crónicas del oído. Los resultados muestran que 80% de los niños no experimentaron otra infección de oído dentro del sexenio siguiente a sus visitas iniciales. Entonces, ¿cuál es la causa subyacente de las infecciones del oído? Bueno, la causa más probable de infecciones crónicas del oído es la disfunción de la trompa de Eustaquio. La trompa de Eustaquio es un paso estrecho que conecta el oído medio con la garganta.

Lafunción anormal de la trompa de Eustaquio atrapa líquido en el oído medio y conduce a una respuesta inflamatoria. Cuando se logra la normalización de la trompa de Eustaquio permite la protección del oído medio de los fluidos de la nariz y la garganta, el drenaje natural del líquido desde el oído medio hasta la nariz y la garganta, y la regulación de la presión en el oído medio para equilibrarse con el ambiente exterior. La función adecuada de la trompa de Eustaquio depende de la función del músculo tensor veli palatini, el único abridor activo de la trompa de Eustaquio que está controlado por nervios que se originan en la parte superior del cuello. La desalineación y disfunción en la parte superior del cuello conducen a una disfunción en los nervios que salen de esa zona, lo que a su vez conduce a una disfunción en los músculos que controlan la trompa de Eustaquio.

Estudiode caso demuestra la efectividad de la quiropráctica cervical superior con infecciones de oído

Unestudio de caso reciente en el Journal of Pediatric, Maternal, and Family Health destaca una vez más el éxito de la quiropráctica cervical superior y las infecciones recurrentes del oído. Un niño de 16 meses presentó infecciones recurrentes del oído que no respondían a los antibióticos durante 2 meses. El pediatra recomendó poner tubos en los oídos, pero la madre quiso primero probar la atención quiropráctica. Los desalineamientos se localizaron en la parte superior del cuello y se corrigieron en el lapso de un mes. A finales de ese mes, todas las infecciones de oído se habían resuelto. Según el pediatra, el niño ya no era considerado para la colocación de las trompas. Las infecciones de oído del niño no han regresado. El cuidado quiropráctico cervical superior permite que el oído se abra y drene lo que, a su vez, permite que el cuerpo resista la acumulación de líquido y una posible infección.

Muchosniños desarrollan sus propios anticuerpos y se recuperan rápida y naturalmente sin el uso de antibióticos y tubos innecesarios. La incomodidad de las infecciones crónicas del oído, la pérdida de días de escuela para los niños y la pérdida de días de trabajo para los padres pueden convertirse en cosa del pasado. El procedimiento Cervical Superior es muy suave. No hay grietas, reventones ni nada que lastime o cause dolor a tu bebé. Referencias: Resolución de otitis media y evitación de tubos de timpanostomía en un niño de 16 meses con trauma de nacimiento tras subluxación

AtenciónBasada: Un Estudio de Caso y Revisión Selectiva de la Literatura Pamela Stone-McCoy, DC, CACCP & Chantelle Korn, DC Journal of Pediatric, Maternal & Family Health — Chiropractic ~ Volumen 2013 ~ Número 2 ~ Páginas 39-46

Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *